logo top bar

          

Nuestra labor

Los intercambios culturales promueven el aprecio mutuo y el respeto a personas de todo tipo de culturas y orígenes; en tal sentido, fomentan una convergencia espiritual en los pueblos y permiten crear redes de paz. — Daisaku Ikeda: Ikeda Daisaku zenshu (Obras completas), Tokio: Seikyo Shimbunsha, 1985, vol. 1, pág. 161. Traducción indirecta del japonés.

Min-On ofrece una amplia variedad de programas musicales, culturales y educativos para el público general, con los siguientes propósitos:

Desarrollar un movimiento musical y cultural firmemente arraigado en el pueblo, para compartir con un público cada vez más numeroso el placer y la inspiración que derivan del goce de la música y del arte escénico.

Profundizar el entendimiento mutuo y la amistad entre todas las naciones, promoviendo intercambios culturales y musicales que trasciendan las diferencias de nacionalidad, etnia y lenguaje.

Contribuir al florecimiento de la música y de las artes a través de implementar programas musicales orientados a cultivar la apreciación musical en los niños, adolescentes y jóvenes.

Arte escénico

La música y el arte escénico son para todos; no son patrimonio exclusivo de los sectores ricos o privilegiados. Cuando se fundó Min-On, en la década del 60, los japoneses se limitaban a escuchar, generalmente, música popular. No estaban familiarizados con la música clásica y la ópera, en parte porque el costo de las entradas era muy elevado para este tipo de funciones. De tal manera, estas oportunidades quedaban vedadas para la mayoría de la población.

Uno de los objetivos centrales de Min-On fue poner la mejor música y el mejor arte escénico del mundo al alcance de los ciudadanos comunes, a precios populares. Al mismo tiempo, en el marco de un movimiento cultural y musical polifacético, Min-On ofrece conciertos que cubren todo el espectro de géneros: desde música clásica interpretada por soberbias orquestas sinfónicas hasta figuras legendarias del jazz moderno; desde las grandes puestas en escena de óperas consagradas
hasta producciones independientes de musicales estilo Broadway; desde refinadas funciones de ballet hasta vibrantes conjuntos de danzas folklóricas; pasando por los ritmos exóticos de la música latina y el tango, la serena belleza del arte escénico japonés; la música coral tradicional y los recitales de famosas estrellas del pop.

De esta manera, con una programación que supera las 600 funciones anuales en toda clase de géneros y estilos, Min-On se propone llevar a un público cada vez más amplio el placer y la inspiración que brinda el goce de la música y del arte escénico. Leer Más…

Intercambio cultural

La música y el arte escénico no reconocen fronteras. Aunque adquieren rasgos y sabores que les aportan las raíces étnicas o nacionales, poseen la facultad de conmover universalmente el corazón humano. Los intercambios culturales y musicales unen a las personas, así como las cuerdas de un laúd crean vibraciones armoniosas que emocionan el alma de todos.

Min-On cree firmemente que la base de una genuina paz mundial puede lograrse forjando la amistad y el entendimiento mutuo entre personas de diferentes países, mediante intercambios en el nivel ciudadano que trasciendan las distinciones raciales, nacionales e ideológicas. Hasta la fecha, la Asociación ha iniciado este tipo de programas con 110 países y regiones del mundo.

En 1965, poco después de su fundación, Min-On invitó al Japón a un pianista israelí; un año después, llevó al país al Ballet de la Academia Nacional Soviética de Novosibirsk. En sus primeros cinco años de actividad, estos intercambios con la Unión Soviética e Israel se extendieron también a los Estados Unidos, Francia, Bélgica y Hong Kong. Más tarde, Min-On patrocinó giras en el Japón de celebradas compañías de Europa, como la Ópera Estatal de Viena y el Teatro de la Scala de Milán, a la vez que envió al extranjero a compañías de danzas y músicos Japoneses.

En el marco de estos intercambios culturales implementados en las décadas de 1980 y 1990, puso en escena diversos ciclos temáticos, entre los cuales se destacan: «Una travesía musical a lo largo de la Ruta de la Seda,», «Un viaje musical por la Ruta Marítima» and «Un periplo musical a través del África». Además, desde hace 40 años Min-On se enorgullece de ofrecer sus Ciclos Anuales de Conciertos , que ofrecen actuaciones de intercambio con países como la Argentina y la China. El último de ellos, iniciado en 2009, se titula «Crucero musical por el Caribe,» y da a conocer la exuberante diversidad musical que florece en los países caribeños, con culturas étnicas e históricamente diferenciadas. En 2011, Jamaica fue el 104.° país del mundo en sumarse a la historia de intercambios culturales que Min-On comenzó a gestar 55 años atrás. Leer más…

Actividades de interés público

Min-On se fundó como institución musical en 1963. Dos años después, en 1965, obtuvo la personería jurídica como fundación, con el fin de ofrecer programas comunitarios sustentados en proyectos diversos de bien público. Su visión institucional se orientó al «florecimiento de la música y de las artes» y al «fomento de la sensibilidad artística en los niños y jóvenes».

La primera actividad de interés público de Min-On fue un ciclo de conciertos al aire libre, de entrada gratuita, celebrados en parques del área metropolitana de Tokio, Osaka, Sendai, Sapporo y Nagoya entre 1964 y 1965. Además, la asociación patrocinó clases magistrales para jóvenes músicos a cargo de artistas prominentes. La primera de ellas tuvo lugar en enero de 1965, en el Centro Toranomon, con el aclamado baterista y percusionista de jazz Art Blakeley. Para alentar el desarrollo de nuevos artistas talentosos, Min-On también auspicia certámenes musicales para cantantes, directores y compositores, conjuntos de cámara y coreógrafos. Uno de los últimos fue el Certamen Internacional de Dirección Orquestal de Tokio, celebrado en 2015 con la participación de 239 virtuosos postulantes de 40 países y regiones.

Las actividades de interés público de Min-On abarcan el ciclo Conciertos en la Escuela, los Conciertos para la Esperanza de Tohoku, recitales gratuitos, simposios y talleres de música, así como también clases de teatro para niños y niñas, y clases magistrales de música. El Festival Internacional de Música Estudiantil de Kioto es otro ejemplo de las iniciativas adoptadas por Min-On para fortalecer los lazos entre los pueblos mediante la música. El Centro Cultural Min-On de Tokio alberga el Museo y la Biblioteca Musical Min-On, donde se exhiben y conservan valiosas colecciones de clavicordios y pianos clásicos antiguos, gramófonos y cajas musicales, y una amplia variedad de instrumentos étnicos. El público puede acceder sin cargo a una nutrida sonoteca con grabaciones en vinilo, CD y DVD, además de una cuidada hemeroteca con publicaciones de referencia y partituras musicales. La entrada al Museo, con todas las actividades de bien público de Min-On, es libre y gratuita.