logo top bar

          

Ciclo de la Ruta de la Seda

La cultura es una actividad humana primordial que supera las distancias y resuena en el corazón de los pueblos más dispares. Creo que esta empatía entre las almas humanas es el punto de partida del intercambio cultura, y es, también, el mismísimo fundamento de la cultura.

Mientras que el poder militar amenaza a la humanidad e impone un control de índole externa, la cultura surge del interior de la mente humana como fuerza liberadora.

En ninguna época de la historia hizo tanta falta contar con una «ruta espiritual de la seda» que surque el globo, trascienda las fronteras nacionales e ideológicas y una el corazón de los pueblos en el nivel más fundamental.

El intercambio cultural acerca a los pueblos en todo el orbe; puede ser como una cuerda de laúd que estremece vibraciones de armonía en el corazón de todos. Pero esta armonía no puede existir sin un reconocimiento serio y recíproco de la igualdad.

Daisaki Ikeda
Adaptado de IKEDA, Daisaku: «Una nueva ruta hacia el intercambio cultural entre Oriente y Occidente», en El nuevo humanismo, trad. Paula Tizzano, México: Fondo de Cultura Económica, 1999, págs. 99-104.

El texto citado pertenece a una conferencia del fundador de Min-On, Daisaku Ikeda, titulada «Una nueva ruta de intercambio cultural entre Oriente y Occidente», pronunciada en la Universidad Estatal de Moscú en mayo de 1975.

Dos años después, en 1977, en el marco de una serie de iniciativas para implementar esa «ruta de la seda» espiritual mencionada en el discurso, Min-On envió a su Equipo de Investigación sobre el Folklore Musical en la Ruta de la Seda, cuyos miembros efectuaron estudios integrales sobre el baile y las expresiones musicales en las culturas de Asia oriental y central emplazadas a lo largo de ese camino. El resultado de estas investigaciones fue un ciclo de conciertos titulado «Una travesía musical por la Ruta de la Seda». Para el primer concierto de este ciclo, Min-On unió en el escenario a músicos y artistas de Mongolia, la ex URSS, Afganistán, Pakistán, la India y Nepal, quienes ofrecieron interpretaciones colectivas. Desde entonces, el público ha disfrutado de once espectáculos distintos, con brillantes actuaciones representativas del intercambio cultural entre Oriente y Occidente, que trascienden las fronteras étnicas, idiomáticas y nacionales. Hasta la fecha, el ciclo ha llevado al Japón a más de 400 músicos y bailarines de 23 países situados en la Ruta de la Seda, que además de estrechar lazos y colaborar en un clima de amistad y de armonía, brillaron en salas de concierto de todo el Japón.

Quinto espectáculo: «Las estepas y la ruta de los oasis remotos», en 1987

Séptimo espectáculo: «Una extensa ruta musical hasta el mar Mediterráneo», en 1991

Intérpretes coreanos en el octavo espectáculo, en 1993

Séptimo espectáculo: «Una extensa ruta musical hasta el mar Mediterráneo», en 1991

Noveno espectáculo: «Tras las huellas de héroes lejanos», en 1995

«Una travesía musical a lo largo de la Ruta de la Seda»

Primer espectáculo: «Voces de tierras remotas», Julio de 1979

Artistas de Mongolia, ex URSS, Afganistán, Pakistán, India y Nepal


Segundo espectáculo: «Un feliz encuentro instrumental», Julio de 1981

Artistas de Irak, la China, Pakistán y Rumania


Tercer espectáculo: «La ruta migratoria de la danza circular», Julio de 1983

Artistas de la India, la China y Turquía


Cuarto espectáculo: «Una lejana ruta hacia la paz», Julio de 1985

Artistas de Uzbekistán, la China y Turquía


Quinto espectáculo: «Las estepas y la ruta de los oasis remotos», Julio de 1987

Artistas de Tayikistán, Mongolia y la China


Sexto espectáculo: «La larga ruta musical de las caravanas», Marzo de 1989

Artistas de Irán, Azerbaiyán y la China


Séptimo espectáculo: «Una extensa ruta musical hasta el mar Mediterráneo», Mayo de 1991

Artistas de Kazajistán, Grecia y Egipto


Octavo espectáculo: «Baladas épicas de tierras lejanas», Marzo de 1993

Artistas de Corea del Sur, Turkmenistán (Ensamble Musical Jamal), Nepal (Compañía Folklórica de Nepal) y la China (Compañía de Baile y Canto de Mongolia Interior)


Noveno espectáculo: «Tras las huellas de héroes lejanos»

Artistas de Siria, Kirguizistán (Ensamble Folklórico Kambarkan) y Pakistán (Ballet Folklórico Nacional)


Décimo espectáculo: «Un trayecto hacia el futuro remoto», Mayo de 1997

Artistas de Uzbekistán (Ballet Folklórico de Uzbekistán), la China (Ensamble Artístico Xingjiang Mukam) y Turquía (Ballet Tradicional Artístico y Cultural de Turquía)


Undécimo espectáculo: Mayo de 2009

Artistas de Egipto, Grecia y Uzbekistán